Centro Salud Mental y Emocional

Citas: 2101616, 318 5274032

Calle 118 No. 19 - 09 Edificio Santa Bárbara Plaza Consultorio 202, Bogotá, Colombia.

Estamos habilitados por la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá.

Horario de atención: lunes a viernes de 7 a.m. - 5 p.m., sábados 8 a.m. - 1 p.m.

Email: contacto@saludmentalyemocional.com

MITOS SOBRE LOS MEDICAMENTOS PSIQUIÁTRICOS

 

Todos sabemos que la psiquiatría está repleta de numerosos estigmas, y los medicamentos no son la excepción. Hay quizá más estigmas en los medicamentos psiquiátricos que en los fármacos de cualquier otra área de la medicina. Vamos a hablar de algunos de ellos, y de la realidad como es.

 

El primer mito, clásico, es que la medicina psiquiátrica es para los “locos”. Este es un viejo paradigma, que el psiquiatra es para los “locos”. Con el mayor acceso a la educación, afortunadamente esto ha cambiado, y ya un mayor volumen de personas sabe que los psiquiatras vemos personas con depresión, ansiedad, problemas relacionales, trastorno bipolar, trastorno obsesivo-compulsivo, adicciones a sustancias, entre otros problemas. Por lo tanto, las medicinas también están diseñadas para tratar todas estas cosas.

 

Lo siguiente más común, es que las personas creen que la medicina psiquiátrica genera dependencia. Nos dicen todo el tiempo “eso lo pone a uno adicto”, y cosas por el estilo. Es cierto que hay algunos medicamentos que, mal administrados, generan dependencia, ésta es mucho menor que algunas otras medicinas, como las que se usan para el dolor. Además, comparado con toda la medicina que se usa en psiquiatría, los que tienen este potencial no son ni el 10%.

 

Otro mito clásico es que una vez inicias la medicación psiquiátrica, ya no la puedes dejar, porque es para toda la vida, y el cuerpo se acostumbra. Esto no es cierto en la mayoría de problemas. Claro, hay algunas enfermedades graves en las que nos toca, pero comparado con el resto de la medicina, son mínimos los casos donde es necesario administrar la medicina toda la vida (solo compara con los pacientes, hipertensos, diabéticos, con artritis, colesterol alto, etc.). Por lo general, los tratamientos son limitados con el tiempo, y hay muchas otras intervenciones para aliviar los síntomas, que ayudan a que la persona no tenga que tomar medicamentos toda la vida.

 

Y el cuarto mito más importante (aunque son muchos más), es que la medicina psiquiátrica es muy “fuerte”. La gente le tiene miedo, terror. Algunos no saben definir qué quieren decir con “fuerte”, pero por lo general se refieren a que genera daños en el cuerpo. Algunos aseguran que dañan el cerebro, lo cual es absurdo, pues una medicina diseñada para tratar y aliviar síntomas de un órgano, ¿cómo puede también dañarlo? En lugar de eso, la medicina psiquiátrica fortalece el cerebro.

 

Y por internet circula mucha información errónea al respecto, como que algunas medicinas producen enfermedad de Alzheimer, y por el estilo (tan ilógico como que las vacunas producen autismo). Es cierto que todas las medicinas tienen efectos secundarios, pero la medicina psiquiátrica es de la más segura, comparada con medicinas comunes como las medicinas del dolor, antibióticos u otras.

 

Si te gustó el artículo, dale "me gusta" y compártelo. Déjanos saber tus comentarios en la parte inferior del artículo, y danos tu opinión. 

 

Si deseas trabajar en ti de forma más personalizada a través de consultas psicoterapéuticas presenciales o por Skype, haz clic aquí.

 

Te deseo las más grandes bendiciones.

 

 

Guillermo Mendoza Vélez

www.SaludMentalyEmocional.com

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload